Canelones con Bechamel

  • Receta de Canelones

  • Canelones con Bechamel

  • Canelones de Verduras

  • Canelones de Espinacas

  • Canelones de Espinacas


  • "Canelones con Bechamel"

    Receta de Canelones con Bechamel


    Aquí tienes totalmente detallada esta riquísima receta con la que preparar unos ricos canelones con bechamel, un plato ideal para almorzar o cenar con la familia o amigos y quedar estupendamente.

    Ingredientes:

    - 20-22 láminas para canelones
    - 450 gramos de carne picada mixta
    - 500 gramos de bechamel
    - 325 gramos de tomate frito
    - Dos dientes de ajo
    - Una buena cebolla
    - Queso rallado
    - Pimienta molida
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal




    Preparación:

    Una de las formas más comunes de cocinar los canelones en casa, es hacerlos de esta forma, cubriendo los mismos por encima con bechamel, la cual al gratinarse le dará un toque muy sabroso al plato. En este caso vamos a hacer unos canelones rellenos de carne picada, pero podéis utilizar cualquier relleno que queráis, para agregar la bechamel en último lugar. Siempre se puede hacer la bechamel casera o utilizar una bechamel comprada, que da buen resultado si la compras de buena marca. Y para la carne picada vamos a emplear una carne mitad cerdo y mitad ternera, pero puedes sustituirla por otro tipo que prefieras.

    Empezaremos dejando listas las láminas de pasta para los canelones, lo que haremos siguiendo las instrucciones que se indican en el paquete. Es recomendable utilizar láminas precocidas, que solo necesitan estar unos minutos en agua caliente para que queden blandas y listas para emplear. Si las usas de otro tipo, tendrás que cocerlas como cualquier otro tipo de pasta, lo que te llevará más tiempo, pero en ambos casos el resultado es el mismo. Una vez las tengamos listas, se escurren y se colocan sobre un paño seco de cocina, para que queden bien secas. Y nos ponemos con el relleno.

    Os recomendamos comprar la carne picada en la carnicería, eligiendo la misma para que la piquen allí mismo, así puedes elegir carne fresca y de calidad. Salpimentamos la carne picada al gusto y la dejamos aparte. Después vamos a pelar y picar la cebolla y los dientes de ajo, en trozos no muy grandes. En una sartén echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen y cuando esté caliente vamos a dorar en la misma los trozos de ajo y cebolla. Cuando comiencen a cambiar de color agregamos la carne picada salpimentada y la cocinaremos durante unos minutos, hasta que quede bien dorada por todos lados.


    Entonces vertemos a la sartén el tomate frito, que puede ser casero o comprado, reservando dos cucharadas. Cocinamos el tomate a cocinar todo unos 4 o 5 minutos y al acabar retiramos la sartén del fuego y dejamos reposar. Aprovechamos y encendemos el horno para precalentarlo a 180ºC, y mientras tanto preparamos una fuente o bandeja apta para el horno y le echamos el tomate que reservamos bien extendido por la base, y sobre el mismo comenzamos a colocar los canelones que vayamos rellenando, para lo que las placas deben estar bien secas.

    Iremos rellenando cada lámina para canelones con una cucharilla con el relleno que habíamos preparado. Para hacerlo echaremos una porción del relleno en el centro de la lámina, y con cuidado iremos cerrando la misma, así se repartirá bien por la misma, pero lo hacemos sin que se salga el relleno por los bordes. Según los vayamos rellenando, los vamos colocando ordenadamente en la fuente, y al acabar echamos la bechamel por encima, de forma que cubra bien todos los canelones, y para acabar espolvoreamos abundante queso rallado para fundir por encima. Cuando el horno esté bien caliente, los horneamos durante 25 o 30 minutos más o menos. Tras ese tiempo ya estarán listos nuestros canelones con bechamel, que seguro te encantan a ti y a tus comensales.