Canelones de Carne

  • Receta de Canelones

  • Canelones con Bechamel

  • Canelones de Verduras

  • Canelones de Espinacas

  • Canelones de Espinacas


  • "Canelones de Carne"

    Receta de Canelones de Carne


    Te enseñamos a preparar esta estupenda receta con la que hacer unos riquísimos canelones de carne, una receta que gustará a todos tus comensales y que es un plato ideal para hacer todo el año.

    Ingredientes:

    - Unas 20 láminas para canelones
    - 500 gramos de carne picada mixta
    - 350 gramos de tomate frito
    - Una cebolla grande
    - Un par de dientes de ajo
    - Aceite de oliva virgen
    - Queso rallado para fundir
    - Pimienta molida
    - Sal


    Preparación:

    Esta es una de las formas más tradicionales de preparar unos canelones en casa, ya que los canelones de carne son una de las recetas más conocidas de la gastronomía italiana, y uno de los rellenos más empleados para hacer este plato. Podemos emplear carne picada de cerdo, de ternera, pollo o cualquier otra que nos guste, incluso una mezcla de las mismas para rellenar los canelones. Nosotros vamos a emplear en esta receta carne picada mixta, mitad de ternera y mitad de cerdo, que queda muy sabrosa y jugosa.

    Comenzaremos preparando la carne, picándola en caso de no haberla comprado ya picada, algo que os recomendamos hacer siempre en la carnicería de confianza, para poder elegir una buena carne fresca y que nos la piquen allí mismo. Comprar la carne en la carnicería resulta mejor que comprar las bandejas de carne picada que vienen preparadas, que no suelen ser de la mejor calidad ni estar preparadas únicamente con carne en su totalidad, aunque si te resulta más cómodo o es la carne picada que tienes, puedes emplearla. Con la carne ya picada la salpimentamos al gusto y la dejamos aparte.

    Para hacer la receta emplearemos tomate frito, que puede ser casero o comprado en el supermercado, así que si vas a utilizarlo casero debes tenerlo ya preparado a la hora de hacer esta receta de canelones. Para mayor comodidad o si tienes poco tiempo para cocinar, puedes emplear uno comprado, los de buena marca dan buen resultado y dan sabor al plato. Y empezamos a preparar el resto de ingredientes para nuestra receta, así que vamos a pelar la cebolla y los dientes de ajo, para picarlos posteriormente en trozos no demasiado grandes.

    Para preparar las láminas para los canelones seguimos las instrucciones que se nos indique en el paquete, ya que hay diferentes tipos. Os recomendamos comprar láminas precocidas, ya que únicamente necesitan estar metidas en agua templada unos minutos para estar listas para usar, mientras que las láminas tradicionales necesitan una cocción completa para poder emplearlas para rellenar. Usa las que tengas en casa o las que te resulten más interesantes de emplear. Ten en cuenta el tiempo que necesitan las segundas para ponerlas a cocer antes, ya que hay que escurrirlas bien tras la cocción para poder a comenzar a rellenarlas. Una vez escurridas se colocan sobre un paño seco de cocina, para que queden bien secas.

    Y comenzamos ya a preparar el relleno, para lo que cogemos una sartén que sea de tamaño adecuado para preparar todos los ingredientes, le echamos un chorreón de aceite de oliva virgen y la ponemos a calentar a fuego medio. Cuando esté caliente echamos los trozos de ajo y de cebolla y los sofreímos hasta que empiecen a cambiar de color, entonces agregamos la carne picada ya salpimentada y la cocinaremos durante unos minutos, removiendo de vez en cuando para que se haga bien por todos lados y quede bien dorada por todos lados.

    Y ya por ultimo agregamos a la sartén el tomate frito, excepto un par de cucharadas que vamos a reservar para echarlas en la base de la fuente en la que hornearemos nuestros canelones de carne una vez que los tengamos montados. Tras echar el tomate vamos a cocinar todo unos 4 o 5 minutos mezclando bien todos los ingredientes, y al acabar apagamos el fuego y dejamos reposar. Aprovechamos ahora para poner ya el horno a precalentar a 200ºC, y cogemos una fuente o bandeja apta para el horno y le echamos el tomate que reservamos en la base, bien extendido, y sobre la misma comenzamos a colocar los canelones que vayamos rellenando. Para poder rellenar los canelones debemos tener las placas bien secas, entonces las iremos rellenando con una cuchara pequeña con el relleno que habíamos dejado listo en la sartén.


    Echaremos el relleno en la parte central y ve cerrando el canelón, para que el mismo se reparta bien pero sin que se salga por los lados. Las primeras veces te costará un poco más rellenarlos, pero poco a poco irás cogiendo práctica y te resultará mucho más fácil. A medida que los vamos rellenando los iremos colocando ordenadamente en la fuente. Al acabar de colocarlos echamos una buena cantidad de queso rallado para fundir por encima y horneamos durante unos 20-25 minutos, hasta que el queso se funda y quede bien extendido por encima. Opcionalmente puedes agregar una capa de bechamel antes de agregar el queso, haciendo que la receta sea aún más completa y sabrosa. Y al acabar ya puedes servir en caliente estos riquísimos canelones de carne, que verás cómo te van a encantar.